Literatura

Viejo Hotel Ostende: 110 años de cultura a orillas del mar

Este año el Viejo Hotel Ostende cumple 110 años de vida y lo festeja con un super programa cultural que reunirá al historiador Felipe Pigna, al cineasta Mariano Llinás, a las editoras y libreras Paulina Cossi y Paola Lucantis, a Claudia Piñeiro, en una conversación con Hinde Pomeraniec, y a la actriz y dramaturga Lorena […]

Este año el Viejo Hotel Ostende cumple 110 años de vida y lo festeja con un super programa cultural que reunirá al historiador Felipe Pigna, al cineasta Mariano Llinás, a las editoras y libreras Paulina Cossi y Paola Lucantis, a Claudia Piñeiro, en una conversación con Hinde Pomeraniec, y a la actriz y dramaturga Lorena Vega, que presentará junto a sus hermanos “Imprenteros”, el libro inspirado en su icónica obra teatral documental.

La construcción del ya mítico hotel comenzó en 1909 por iniciativa de una compañía belga dirigida por Ferdinand Robette, responsable también de bautizar Ostende al lugar, pues le recordaba al balneario del Mar del Norte.

“De allí venían, y buscaron desarrollar un proyecto urbanístico similar a los balnearios europeos. Una urbanización no habitual, sin lujo pero elegante, que incluía una avenida central de 50 m de ancho, un hemiciclo y una rambla con pilares y balaustradas, que quedó inconclusa y cuyos pináculos hoy sobresalen de la arena”, cuentan desde el Viejo Hotel.

El 15 de diciembre de 1913 por fin llegó la inauguración del lugar que ofrecía amplios salones, espacios para juegos, lectura y esgrima, fábrica de pastas y repostería, restaurantes y jardines de invierno.

“El Viejo Hotel Ostende estuvo desde siempre ligado a la literatura, y es asiduamente visitado por escritores y lectores que encuentran aquí tanto la tranquilidad como el misterio necesarios para dejarse llevar. Conservamos intacta la habitación en la que se alojó el escritor francés Antoine de Saint Exupery, autor de El Principito, quien se hospedó en el hotel durante dos veranos consecutivos a principios del siglo XX”, cuentan los actuales responsables del establecimiento.

“Los escritores argentinos Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo conocieron el hotel en la década de 1940, y se inspiraron en este entorno para escribir su novela policial Los que aman, odian, en la que el  hotel aparece como una imagen fantasmagórica entre las dunas, suscitando todo tipo de fabulaciones”, agregan

“Estas y muchas otras anécdotas fueron trazando el perfil de nuestro Hotel, que no sólo no pierde vigencia, sino que gana en estilo, tradición y voluntad permanente de renovación. Al atravesar sus puertas es sencillo e inevitable viajar hacia el pasado, perderse en él y regresar rápidamente al presente para disfrutar la sombra del patio junto a la pileta, con la cuota justa de nostalgia”, concluyen.

Y, justamente, para celebrar estos 110 años, desde enero de 2024 los actuales dueños del hotel idearon un imperdible programa cultural que abrirá el sábado 6 de enero desde las 19 hs con 110 Historias de Verano, una charla a cargo de Felipe Pigna, que recorrerá la historia de los veraneos en Argentina, la tradición de pasar la temporada estival en la costa en las distintas etapas de la historia argentina, desde la Costa Galana, divisada por Garay al turismo masivo. Un paseo por la historia del Viejo Hotel, sus anécdotas y leyendas, con referencias a los contextos culturales nacionales.

El jueves 11 de enero se proyectará «Balnearios», con la participación de su director Mariano Llinás, un documental que se proyectó por primera vez una película proyectada al aire libre en la playa de Ostende en  el verano de 2003 y que Llinás había filmado en esas mismas playas y otras similares el año anterior. 

La particularidad de la experiencia (veraneantes viendo a otros veraneantes en una pantalla que ondeaba como las lonas que heroicamente sostenían las carpas y las sombrillas) resultó en una tradición que el Viejo Hotel Ostende mantiene desde entonces. Tantos años después, «Balnearios» vuelve. ¿Seguirán sus rituales y sus personajes igualmente fieles al paisaje que la película describe? ¿Será cierto aquello de que en las playas las cosas se repiten hasta el infinito, iguales a sí mismas, como si fuera una prueba -veraniega y soleada- de la Teoría del Eterno Retorno?”, invitan desde el Viejo Hotel Ostende.

El miércoles 17 y el jueves 18 de enero – de 12 a 19 hs , la propuesta es recorrer una tienda de libros en la playa, con la curaduría de Te Llamaré Viernes, el proyecto de Paulina Cossi y Paola Lucantis, donde lectores de todas las edades podrán encontrar algunos tesoros para leer frente al mar.

También el jueves 18 de enero, desde las 19 hs, Claudia Piñeiro presentará “Escribir un silencio” en una conversación con Hinde Pomeraniec, que propone un acercamiento distinto, íntimo, a una de las escritoras más queridas de nuestro país, una referente en temas como el feminismo, los derechos de los escritores y la desobediencia como postura ética y vital. 

En “Escribir un silencio” Piñeiro reúne por primera vez los numerosos textos publicados a lo largo de los años en distintos medios: escritos personales y autobiográficos que hablan de la infancia, la familia, las amigas, los maestros, la maternidad, así como aquellas intervenciones más políticas, textos de apertura de ferias del libro, reflexiones sobre la propia escritura, sobre escritores y escritoras que la marcaron, la pandemia y los viajes.

Cerrando el programa de enero el sábado 27, Lorena Vega y Hnos presentarán “Imprenteros”, el libro inspirado en la pieza teatral documental que revisita el lugar perdido por tres hermanos, la imprenta del conurbano bonaerense argentino en la que se criaron rodeados de papeles, tintas y guillotinas, que les fue arrebatada. 

“Imprenteros” de Lorena Vega y Hnos, editado por DocumentA/Escénicas, incluye el texto de la obra, textos inéditos sobre la historia familiar escritos por los tres hermanos Vega, una serie de fotos realizadas por Capasso y la contratapa de Camila Sosa Villada.