Slider

Pornodrama 2.1: una propuesta teatral que indaga sobre las relaciones de los seres humanos en la intimidad

Desde este viernes 24 de noviembre en N√ľn Teatro Bar se presenta Pornodrama 2.1 El L√≠mite – El Borde, la nueva propuesta teatral del director y dramaturgo Alejandro Casavalle, que indaga en los l√≠mites de lo p√ļblico, lo √≠ntimo y lo privado y en las tensiones que provoca el¬† trastocamiento de sus reg√≠menes de visibilidad. […]

Desde este viernes 24 de noviembre en N√ľn Teatro Bar se presenta Pornodrama 2.1 El L√≠mite – El Borde, la nueva propuesta teatral del director y dramaturgo Alejandro Casavalle, que indaga en los l√≠mites de lo p√ļblico, lo √≠ntimo y lo privado y en las tensiones que provoca el¬† trastocamiento de sus reg√≠menes de visibilidad.

14 a√Īos despu√©s de Punto Genital,¬† proyecto esc√©nico que marc√≥ el nacimiento del Pornodrama como nuevo g√©nero teatral, Casavalle se sumerge esta obra y¬† junto a nuevos actores en una b√ļsqueda esc√©nica que transita un material mucho m√°s sensible, cruzado por las contingencias del g√©nero, la diversidad sexual, la intimidad dram√°tica de la pareja y la tensi√≥n del porno en una experiencia casi cinematogr√°fica.

‚ÄúLa sexualidad es un patrimonio √≠ntimo y privado mientras que el teatro es un acontecimiento p√ļblico, en la tensi√≥n que genera el juego entre esos √°mbitos se iluminan muchas de las cuestiones, tal vez veladas, que nos generan temas como el g√©nero, el lugar del porno, o el del erotismo, que son, en definitiva,¬† preguntas sobre las relaciones de los seres humanos en la intimidad‚ÄĚ, explica Casavalle.

Concretamente, en esta propuesta, que en una versi√≥n m√°s corta form√≥ parte del ciclo ‚Äúpor sexo‚ÄĚ de Microteatro de Buenos Aires, Casavalle¬† pone en escena los avatares que siempre supone una elecci√≥n. ‚ÄúNos preparan m√°s para la desgracia que para la felicidad, estamos tan armados para el sufrimiento, que elegir una sexualidad que nos hace feliz es necesariamente un tema conflictivo, y la obra da cuenta de esto a trav√©s de la historia de una pareja, donde mientras uno de los miembros la pasa b√°rbaro, el otro no tanto‚ÄĚ, cuenta el autor.

Casavalle reconoce, que en el recorrido desde aquel proyecto inicial muchas cosas han cambiado: ‚ÄúEn 2003 cuando comenc√© a preguntarme qu√© pasaba con el falocentrismo no me entend√≠a nadie, creo que ni yo. Luego vino la investigaci√≥n, las giras, los talleres a nivel nacional e internacional, el trabajo con los actores y el p√ļblico, el estreno de una segunda entrega llamada Pornodrama II – Un Esquimal, que se present√≥ en el Belisario Club de Cultura en 2008, etc.

Hoy, todos comprenden que los g√©neros han estallado, y la heteronorma tambalea, aunque no sin generar ruido y conflicto; y es justamente en ese espacio donde los artistas trabajamos, porque esos conflictos nos generan preguntas e inquietudes‚ÄĚ, explica el director.

‚ÄúEntonces, m√°s all√° de que siempre habr√° personas que solo puedan ver desnudos innecesarios, en general¬† los espectadores celebran¬† la modalidad y la profundidad¬† de las tem√°ticas que el pornodrama pone en juego‚ÄĚ, concluye.

Pornodrama 2.1 El Límite РEl Borde se presenta los viernes a las 23:00 hs y 23:45 hs en NÜN TEATRO BAR, Juan Ramirez de Velasco 419.

Eros que (no) se ve: una indagación desde las artes visuales

En una l√≠nea similar, planteando interrogantes desde el arte en torno a las fronteras entre lo p√ļblico y lo √≠ntimo, y tambi√©n ‚Äúentre lo que moralmente nos permitimos aceptar (mirar, enfrentar) y lo prohibido, lo expl√≠cito, lo porno‚ÄĚ, desde este 24 de noviembre en el Museo y Sala de Exposiciones de la Legislatura Porte√Īa, se presenta la muestra colectiva eros que (no) se ve, que re√ļne los trabajos de los fot√≥grafos Javier Nu√Īez, Mart√≠n Castillo Morales, Sebasti√°n A. Gallo y Sos√≥ L√≥pez, bajo la curadur√≠a de Lul√ļ Jankilevich.

‚ÄúLa muestra se compone de un conjunto de fotograf√≠as er√≥ticas de la intimidad de los 4 fot√≥grafos que participamos, que se contraponen con un enorme t√≥tem que re√ļne cientos de objetos pornoer√≥ticos que podemos encontrar en la calle mientras caminamos‚ÄĚ, le cuenta a Palabras el dise√Īador gr√°fico y artista visual Sebasti√°n Gallo.

‚ÄúEn esa contraposici√≥n se evidencia el acostumbramiento que existe al consumo de porno callejero (p√ļblico), contra el asombro ante las fotos del erotismo √≠ntimo (privado) expuestas, adem√°s, en un marco institucional como es la Legislatura‚ÄĚ, agrega el fot√≥grafo que con esta muestra da continuidad a Morbo: Ensayos sobre el deseo, proyecto expositivo que, justamente, hace un a√Īo atr√°s present√≥ tambi√©n en la Legislatura.

‚ÄúCon Morbo la idea era sacar el erotismo de abajo de la cama, ahora se trata de sacar la cama del espacio √≠ntimo y llevarla a la Legislatura. Es una apuesta a visibilizar las diferentes diversidades. No es una muestra homo, ni una muestra¬† hetero, no se pone ni al hombre ni a la mujer como objeto, porque el eje de nuestra indagaci√≥n es el erotismo, y el cuerpo er√≥tico no es un cuerpo cosificado, porque se expone pero no pierde su car√°cter √≠ntimo‚ÄĚ.

Eros que (no) se ve se puede visitar desde el 24 de noviembre hasta el 11 de diciembre, de lunes a viernes de 13 a 19 hs en el Museo y Sala de Exposiciones de la Legislatura Porte√Īa, Per√ļ 160, Subsuelo.