Entrevistas

Neuronutrici贸n: una propuesta para alimentarse inteligentemente

Terminada la temporada de verano, marzo nos regala la oportunidad de conocer una nueva propuesta que parece llamada a revolucionar el mercado de la alimentaci贸n saludable: la neuronutrici贸n, una alternativa que, conjuga los aportes de la neurociencia del consumo con la posibilidad de conocer por qu茅 comemos como comemos, y c贸mo podemos comer mejor, conociendo […]

Terminada la temporada de verano, marzo nos regala la oportunidad de conocer una nueva propuesta que parece llamada a revolucionar el mercado de la alimentaci贸n saludable: la neuronutrici贸n, una alternativa que, conjuga los aportes de la neurociencia del consumo con la posibilidad de conocer por qu茅 comemos como comemos, y c贸mo podemos comer mejor, conociendo a la vez, como funciona nuestro cerebro.

Diego S铆vori, nutricionista, especialista en obesidad y marketing de la salud, y Federico Fros Campelo, ingeniero industrial, son los聽 padres de esta nueva disciplina y los autores de 鈥淣utrici贸n (de)mente: Neuronutrici贸n: la ciencia de la alimentaci贸n inteligente鈥 (Grijalbo), libro pionero en que nos invitan a sumergirnos en este nuevo universo desde un aspecto pr谩ctico, con recetas cotidianas y un lenguaje accesible.

Palabras, dialog贸 con los autores para conocer algo m谩s sobre la neuronutrici贸n, la alimentaci贸n saludable y los h谩bitos de los argentinos.

驴Qu茅 es la neuronutrici贸n?聽

Federico Fros Campelo (FFC): La neuronutrici贸n es un neologismo que acu帽amos con Diego, y que combina lo que somos nosotros. Por un lado, todo lo que es la neurociencia y el estudio de c贸mo los consumidores tomamos decisiones a partir del funcionamiento del cerebro, que es lo que yo hago, y por el otro lo que estudia Diego, que es nutricionista, especialista en obesidad y marketing de la salud.

Lo que queremos transmitir con la neuronutrici贸n es que ya no podemos combatir los est铆mulos que nos rodean hoy en d铆a en el mercado, que son est铆mulos alimenticios altamente industrializados, repletos de grasas, az煤cares, carbohidratos, sales y dem谩s ultraprocesados, que nos rodean en los supermercados, las cadenas de comidas r谩pidas, etc, con los recursos cl谩sicos de la nutrici贸n, que sigue manteniendo como baluarte, la divisi贸n de los alimentos en az煤cares, grasas, etc. Eso hoy no alcanza, necesitamos saber c贸mo funciona nuestro cerebro y meternos en la intimidad de c贸mo adoptamos ciertos h谩bitos de alimentaci贸n, y tambi茅n c贸mo tomamos decisiones en esta sociedad moderna, porque esa es la 煤nica forma en que podemos reaprender a alimentarnos y cambiar nuestras costumbres, para acercarnos a la comida de otra manera y as铆 generar una alimentaci贸n m谩s saludable.

驴Qu茅 fue que los llev贸 a escribir Nutrici贸n (de)mente?

FFC: Lo que nos llev贸 a realizar este libro es que creemos que juntos tenemos un valor 煤nico que hoy no existe en el mercado; de hecho, la neuronutrici贸n si bien es un neologismo que acu帽amos, es un abordaje in茅dito, nadie te cuenta c贸mo hacer para comer y nutrirte mejor, no solo desde los conocimientos de la nutrici贸n, en relaci贸n a los valores de los alimentos, sino contemplando tambi茅n que existen circuitos cerebrales que nos conducen a tomar decisiones muy concretas por las cuales nosotros nos alimentamos. Decisiones que est谩n tomadas mucho antes de abrir la heladera, d铆as, meses, a帽os antes. La sociedad de consumo contempor谩nea nos expone reiteradamente a m煤ltiples est铆mulos que generan automatismos en nuestros mecanismos de preferencias de alimentaci贸n. Entonces, con Diego, con quien nos conocemos desde hace a帽os, decidimos unir nuestros conocimientos sobre c贸mo funciona nuestro cerebro, c贸mo funcionan esos circuitos que traemos de origen y que son universales humanos, y dan cuenta de las conductas,聽 motivaciones y emociones que nos llevan a consumir de determinada forma con los saberes nutricionales para aportar algo interesante y 煤til.

Contanos algo m谩s de esos mecanismos cerebrales

FFC: Conociendo nuestro cerebro podemos entender qu茅 mecanismos nos llevaron a adoptar ciertas conductas y a habituarnos y familiarizarnos con ciertos alimentos. Conocerlos es tener la mitad de la carrera ganada, porque podemos salir del autom谩tico.

Por ejemplo, de chicos todos traemos una aversi贸n originaria a las verduras, esto tiene que ver con que nuestro cerebro es el resultado de cientos de miles de a帽os de evoluci贸n, y tenemos mecanismos de defensa ancestrales. Un ni帽o rechaza las verduras聽 como una estrategia de supervivencia, porque su h铆gado joven no puede detoxificar los componentes que pueden ser nocivos; y claro un ni帽o hoy es como un adulto hace cien mil a帽os en la sabana de 脕frica, todav铆a no tiene los conocimientos sobre qu茅 plantas son malas o buenas para comer.

As铆, ese mecanismo, que el cerebro adopt贸 hace cien mil a帽os, esencial para la supervivencia, y que fue 煤til en ese momento,聽 hoy nos muestra sus efectos colaterales, son cortes铆as heredadas de la evoluci贸n, que si las conocemos nos explican, por ejemplo, el rechazo infantil a las verduras, y tambi茅n nos alertan sobre que si no se nos entrena adecuadamente, si los adultos de nuestra familia no nos ense帽an a comer con diversidad y aceptar cosas distintas, nos podemos transformar en adultos que siguen rechazando las verduras.聽 De hecho, el consumo de frutas y verduras es muy bajo en adultos, incluso en adultos saludables, en relaci贸n a todos los dem谩s alimentos que comemos.

驴Entonces, podemos concluir que la respuesta a por qu茅 comemos como comemos implica conocer m谩s nuestro cerebro?

FFC: Eso es algo interesante, porque cuando hacemos esa pregunta, en general, la gente nos responde comemos porque tenemos hambre o porque estamos ansiosos, 聽y no son respuestas falsas, son correctas, pero no son las 煤nicas dos respuestas.

Existen otros motivos, como por ejemplo el mecanismo cerebral de protecci贸n instintiva, que describ铆 antes y 聽que nos lleva a rechazar las verduras, junto a otros 聽como, por ejemplo, el de pertenencia a la manada. El impulso por el que queremos pertenecer a la manada, que es entendible si volvemos a pensar en t茅rminos evolutivos ya que hace cientos de miles de a帽os cuando 茅ramos hom铆nidos, ese mecanismo nos daba la seguridad de la protecci贸n, ya que quedar solos en la sabana africana era pr谩cticamente una sentencia de muerte, nos com铆an los leones. Pero hoy, este mecanismo, este impulso, nos lleva a tomar conductas que tienen efectos colaterales, y esos recursos con los que hace 40 mil a帽os tom谩bamos decisiones acertadas hoy en d铆a nos llevan a tomar decisiones equivocadas. El mecanismo de pertenencia surge claro, si pensamos como a veces sufrimos por exclusiones que no son tan relevantes: una amiga no te llama por tu cumplea帽os, y uno se siente tremendamente mal; o tu pareja no te responde a tiempo el whatsapp de los buenos d铆as, y a las siete de la ma帽ana comenz谩s 聽a maquinar. 聽Eso adaptado a la comida tiene sus bemoles, porque los seres humanos tambi茅n comemos para pertenecer a la manada. 聽Estose verifica en la forma en que incorporamos ciertos alimentos solo para no quedar mal con nuestro grupo de pertenencia. Cuando somos adolescentes hacemos esto con el cigarrillo o las bebidas alcoh贸licas, todos sabemos que la primera vez que un chico prueba una cerveza, por ejemplo, en general no le gusta, pero lo hace porque no le queda opci贸n si quiere sentirse incluido. Ya adultos nos pasa lo mismo con comidas que no son folkl贸ricas, si tu jefe te invita a comer sushi, vos comes, aunque no te guste el pescado crudo, te vas a comer tres o cuatro piezas;聽 y muchas veces, 聽luego de repetidas ocasiones terminas habitu谩ndote a una pieza de sushi.

Hay otros elementos colaterales, por ejemplo, pensemos qu茅 hace un ni帽o cuando le das una comida saludable para llevar al colegio, si le das una manzana verde y los dem谩s tienen聽 golosinas es improbable que saque su manzana, porque queda mal ante sus amigos, ah铆 nuevamente la pertenencia a la manada prima por sobre las decisiones de alimentaci贸n saludable.

驴Adem谩s de estas cuestiones universales y ancestrales, cu谩les son las caracter铆sticas de la alimentaci贸n de los argentinos?

FFC: Los argentinos estamos gordos pero mal nutridos: seis de cada diez argentinos tienen sobrepeso u obesidad, pero no tienen los nutrientes suficientes, porque ese sobrepeso proviene de ultraprocesados que carecen de los nutrientes que tienen los alimentos no procesados. 聽Todo esto tiene muchos riesgos, nos encontramos en la tercera posici贸n en el ranking de pa铆ses latinoamericanos, 聽despu茅s de M茅xico y Chile, que m谩s ultraprocesados come, estamos comiendo algo as铆 como 182 kilos por persona por a帽o, de todas estas golosinas, snacks, congelados, postrecitos, papas fritas. Superamos a los norteamericanos聽 en el consumo de gaseosas, tomamos a raz贸n de 145 litros cada persona por a帽o, que es un montonazo, hay gente que solo se hidrata a trav茅s de estas propuestas que incluyen aguas gasificadas, bebidas azucaradas, bebidas gaseosas light; o esas aguas con jugo y poco gas que est谩n tan de moda. Obviamente, si solo tomas esto, algo est谩s haciendo mal.

En el ranking de ultraprocesados tambi茅n entran los productos light,聽 que tienen que ver con otra conducta de los argentinos importante para destacar que es la acuciante desesperaci贸n por la est茅tica. Somos una sociedad muy individualista, preocupada por lo est茅tico y eso nos lleva a consumir excesivos productos lights, y todo exceso est谩 mal.

Nosotros no hablamos de prohibir alimentos, al rev茅s, promovemos que sean variados y que si ten茅s que reemplazar las gaseosas tom茅s ciertas gaseosa light, si ten茅s que reemplazar las comidas que tienen muchos carbohidratos, grasas y sales, te decantes por lo light, pero tampoco lleves toda tu alimentaci贸n al espectro de lo light porque hace mal. Lamentablemente los argentinos tratamos de paliar esa obsesi贸n por la est茅tica, por vernos bien, con el consumo excesivo de utraprocesados light que no nos hace muy bien.

驴A partir de todos estos aportes qui茅nes creen que deber铆an leer especialmente 鈥淣utrici贸n (de) mente鈥

Diego S铆vori (DS): El libro es ATP (apto para todo p煤blico). Yo creo que todos lo van encontrar totalmente novedoso e interesante, pero, seguramente ser谩 especial para聽 aquel que sienta inter茅s en conocer el por qu茅 de nuestras decisiones alimentarias, e incluso ir m谩s all谩, es decir, comprender la conexi贸n entre esas decisiones y nuestra salud. Tambi茅n aquel que quiera saber c贸mo act煤a el marketing alimentario y que quiera entender los alimentos y c贸mo estos act煤an no solo en nuestro organismo, sino en nuestro cerebro.

Obviamente, los adultos que toman decisiones por nuestros ni帽os, quienes no tienen autonom铆a alimentaria, lo que lleva a nuestro libro a ser de gran ayuda a aquellas personas que responden por la salud de sus peque帽os, aquellos que no pueden hacer que sus ni帽os coman verduras, aquellos que no pueden ver llorar a sus criaturas cuando les niegan un snack o una golosina.

驴Y, adem谩s de todo lo que fuimos charlando, qu茅 podemos encontrar en la obra?

DS: Cuando uno busca un libro de alimentaci贸n y salud, anda buscando la salvaci贸n a sus desbandes. Sin embargo nuestra respuesta va alineada a los consejos de nuestro libro y la salvaci贸n no se encuentra en un libro.

Recomendamos acercarse a nuestro libro si se quiere entender por qu茅 las dietas m谩gicas no funcionan y encontrar ideas alimentarias y consejos que se adaptan a las personas actuales. Opciones alimentarias pr谩cticas para mentes ansiosas, personas sin tiempos, gente que no tiene idea de c贸mo combinar nutrientes y realizar platos saludables.聽 A su vez contamos con recetas de los mejores cocineros, entre ellos Guillermo Calabrese, Ximena Saez, Juan Braceli, Juanito Ferrara y Santiago Giorgini, adaptadas al concepto novedoso de 鈥渓o Saludable tambi茅n puede ser rico, creativo y tentador鈥.

No damos soluciones, damos caminos. El responsable siempre es uno de sus conductas alimentarias, pero es muy tentador saber que podes cuidarte sin sufrir.

驴Nos pueden brindar una herramientas que podamos empezar a llevar a la pr谩ctica?

DS: Por ejemplo, comenzar a gestionar ambientes saludables en tu casa. En el libro ense帽amos a armar alacenas y heladeras inteligentes. Ambas combinan la practicidad que necesitamos hoy d铆a e ideas para armar recetas caseras y saludables. Fomentamos volver a la comida casera, pero no descartamos la necesidad de utilizar alimentos pr谩cticos y r谩pidos con cierta frecuencia.