Entrevistas

El bodegón de las abuelas: un imperdible para los amantes de la comida casera

Cita obligada para los fans de los bodegones y para todos aquellos que quieran salir a comer y sentirse como en casa, en Rojas al 2000, pleno corazón de Villa Crespo está el Bodegón de las Abuelas, un restaurante de los de antes, para comer mucho y rico en un ambiente súper distendido y cálido, […]

Cita obligada para los fans de los bodegones y para todos aquellos que quieran salir a comer y sentirse como en casa, en Rojas al 2000, pleno corazón de Villa Crespo está el Bodegón de las Abuelas, un restaurante de los de antes, para comer mucho y rico en un ambiente súper distendido y cálido, que ya es un clásico para todos los amantes de la comida casera

Pasaje cantina, el nombre de pila del local, nació hace 41 años, el 28 de febrero de 1983, cuando María del Carmen su esposo e hijo y Teresita, la hermana de María, llegaron de Uruguay y decidieron invertir lo que les había dejado un negocio, en ese local en alquiler y aventurarse con la gastronomía

“Nosotros somos de Uruguay y mi marido compró este negocio, pese a que allá estaba acostumbrado a hacer otro tipo de cosas, pero fuimos progresando, trabajando muy bien desde que arrancamos”, le cuenta María del Carmen a Palabras.

Ella y Teresita son el corazón de este éxito, las hacedoras desde la cocina de la magia del Pasaje: “Le ponemos mucho amor y tratamos el cliente como se lo merece, los uruguayos somos muy compradores a la hora de atender, tenemos paciencia…otros tiempos. Los clientes son como amigos y así los tratamos” reflexiona María del Carmen en torno a una de las claves del éxito y la permanencia del bodegón además de sus mágicos platos.

“Las comidas son muy sencillas, todo es como si estuvieras en tu casa esperando que tu abuela te traiga un plato: ravioles, canelones, tallarines, carne al horno o a la cacerola, albóndigas y, por supuesto, milanesas”, cuenta la abuela sobre su menú.

“Todos los días sacamos algo distinto, siempre estoy leyendo, mirando, pensando otros tipos de comidas. Por suerte la gente se va conforme, le gusta todo, y yo contenta. Muchos vienen y agradecen lo rico que comieron, pero insisto:  la clave es entender que el cliente busca reencontrarse con su hogar, sentirse como si estuviera comiendo en la casa de sus abuelas y evidentemente es lo que logramos”, destaca María del Carmen.

A la hora de recomendar, María del Carmen cuenta que “El pastrón me queda riquísimo. Es tapa de asado al horno, muy tierna, también los canelones, es difícil elegir porque todo es casero, se hace acá en nuestra cocina y abundante, por supuesto”

“Si hacés las cosas con amor, con gusto te van a salir bien. sentencia María del Carmen, que confiesa que nunca se imaginó que el destino le depararía este proyecto de vida; “Cuando nos vinimos de Uruguay mi marido me dijo: “allá vos no trabajas más”. Al final trabajo más que nunca, pero no me pesa a pesar de los años que tengo, y de que nunca pensé este proyecto de vida para mí, siempre fui oficinista, nunca me ocupé del tema de la comida, y acá lo tuve que hacer sí o sí. Ahora hay madrugadas en que me despierto pensando qué hago de comer, y me alegra”.  

A sus 84 años María del Carmen cuenta que se dio cuenta de que el bodegón era clave en su vida muy de a poco: «no sé bien cuando, fueron cosas que pasaron como que vengo de un país que es muy cerquita, lo sigo extrañando, pero hace 15 años no voy”. 

Finalmente, a la hora de pensar hacia adelante, la abuela confiesa: “Me gustaría encontrarme de vuelta con una familia unida, porque tengo una parte allá y una parte acá. Después con la cocina seguiré hasta que pueda. Muchas veces pienso que tengo que darle fin a esto porque ya los años me pesan, o trabajar un poco menos, pero cuando estuvimos de vacaciones extrañaba el movimiento, estoy tan acostumbrada al movimiento de todos los días que cuando puedo descansar lo extraño, así que mientras pueda seguiré”. 

Para agendar: Bodegón El Pasaje – Bodegón de las Abuelas De L a V de 8 á 16 hs. (Sáb/Dom/y feriados cerrado) Es por orden de llegada no hacen reservas. Rojas 2050, Villa Crespo. IG: elpasajecantina