Audiovisuales

Casa Abierta Taller: un hogar para contemplar el arte

‚ÄúLa imagen del artista solitario, encerrado en su taller, sin contacto con el mundo, ni percepci√≥n del otro hoy no verifica‚ÄĚ, afirma Leandro Salvatierra, arquitecto, artista pl√°stico y padre de CAT, Casa Abierta Taller, iniciativa a partir de la que todos los meses, durante dos fines de semana, su casa se convierte en un novedoso […]

‚ÄúLa imagen del artista solitario, encerrado en su taller, sin contacto con el mundo, ni percepci√≥n del otro hoy no verifica‚ÄĚ, afirma Leandro Salvatierra, arquitecto, artista pl√°stico y padre de CAT, Casa Abierta Taller, iniciativa a partir de la que todos los meses, durante dos fines de semana, su casa se convierte en un novedoso y cuidado espacio de exhibici√≥n de arte.

La arquitectura del lugar más que propicia, los vecinos, el barrio, CAT logró conjugar  muchos elementos, transformando una idea que surgió entre amigos, en un proyecto exhibitorio audaz y prometedor: la casa de un artista abierta a otros, en una mixtura especial donde la cotidianeidad espacial da lugar a una particular fórmula de contemplación artística.

Durante 2015 participaron de CAT los pl√°sticos Pablo Sina√≠ y¬† Andrez Mart√≠nez,¬†Juan Miranda y Alexei Serrano; y Catriel L√≥pez junto a Enrique Espinola. ‚ÄúEn cada uno de los CAT las muestras se organizaron a partir de las propuestas de dos artistas, que muchas veces no se conoc√≠an, pero cuyas obras, desde el estilo, la t√©cnica o el soporte, se conectaban, generando un interesante di√°logo creativo‚ÄĚ, explica Salvatierra, que junto a esos criterios privilegi√≥ en su selecci√≥n a ‚Äúartistas que viven en el pa√≠s, pero que por su nacionalidad les cuesta tener acceso a concursos o difusi√≥n, como Cuba, Paraguay o Uruguay.

‚ÄúA los primeros participantes de CAT los conoc√≠a o conoc√≠a sus obras, despu√©s a partir del boca en boca y de las redes sociales, la existencia de CAT se difundi√≥ y me empezaron a llegar much√≠simas propuestas, algunas se pudieron realizar y otras quedaron en carpeta para los primeros CAT de 2016, se√Īala el artista, Creo que eso evidencia que m√°s all√° de la riqueza y diversidad que posee el circuito cultural de la Ciudad, siempre hay necesidad de nuevos espacios‚ÄĚ.

Para Salvatierra esa necesidad no solo involucra a los creativos, sino tambi√©n al p√ļblico, que muchas veces se aparta del circuito art√≠stico al no sentirse interpelado por las propuestas de museos o galer√≠as. ‚ÄúVos podes disfrutar de mis obras y te puede interesar conocerlas, pero tambi√©n podes sentir que el circuito de exhibici√≥n no te interpela, que no te sent√≠s c√≥modo en una galer√≠a, entonces CAT o Zafarrancho, con sus puntos de contacto y sus diferencias, no s√≥lo le dan una oportunidad a los artistas, sino que fundamentalmente ampl√≠an y diversifican el acceso y la relaci√≥n de las personas con las obras de arte‚ÄĚ.

Adem√°s de un nuevo p√ļblico, otro de los aspectos que Salvatierra destaca de la experiencia CAT es que galeristas sumamente reconocidos, se acercaron y se interesaron en las propuestas. ‚ÄúSe arm√≥ una interesante red de contactos, se vendieron muchas obras, cosas que si te quedas en tu casa esperando que alguien te llame, obviamente, nunca pasan. Lo autogestivo provoca y convoca tambi√©n al circuito formal, le anuncia que otras cosas est√°n pasando y, muchas veces, lo invita a salir de su zona de confort‚ÄĚ.

Adem√°s de las muestras CAT, 2015 fue un a√Īo de gran actividad para el artista, que incluy√≥, entre otras actividades,¬† la presentaci√≥n de una muestra individual en la Biblioteca del Congreso de la Naci√≥n, la realizaci√≥n de un video en Casa FOA,¬† una exhibici√≥n en el Hilton y la participaci√≥n en ¬ęExceso¬Ľ, muestra colectiva con curadur√≠a de Henry Mitjans, de la que tambi√©n participaron figuras consagradas como Yuyo Noe, Jorge Mi√Īo, Jorge Gamarra, Alejandra Padilla o Renata Schussheim.

‚ÄúLa imagen del artista solitario, encerrado en su taller, sin contacto con el mundo, ni percepci√≥n del otro hoy no verifica, afirma Salvatierra, desde ese lugar, CAT no impidi√≥, ni me quit√≥ energ√≠as para avanzar en otros proyectos, por el contario, el espacio me aliment√≥ y me motiv√≥ a continuar indagando tambi√©n en mis obras personales, porque la creaci√≥n implica b√ļsqueda y, obviamente, formaci√≥n‚ÄĚ.

‚ÄúSiempre estudi√© e investigu√© multiplicidad de t√©cnicas, desde arte y arquitectura precolombina con Cesar Sondereguer,¬† dibujo con Jorge Mansueto en el S√≠vori, pintura y dibujo con modelo vivo, oleo, etc. Finalmente, en 2011, comenc√© a estudiar collage con Claudia Contreras en la Asociaci√≥n Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes; y desde 2012 trabajo esencialmente con papier¬† coll√© una t√©cnica con la que siento, que al menos por ahora, logro expresar aquello que estoy buscando, que sigo investigando y aprendiendo, porque soy un convencido que no se puede ser artista desde la nada, ni con nada‚ÄĚ.

Enigm√°ticas, las obras de Salvatierra, se destacan por una perfecci√≥n, que invita a acercarse, y que en la intimidad de la contemplaci√≥n genera sorpresa, permitiendo descubrir textos ocultos y desmembrados, de libros militares de la d√©cada del 30 o prospectos de medicamentos; materia prima, ‚Äúmuchas veces espantosa‚ÄĚ de obras en que se vuelven ilegibles, en ese ‚Äújuego de ausencia/ presencia‚ÄĚ intenso y movilizante.

Desde el próximo lunes 11 de enero y hasta el 31 de marzo, bajo la curaduría de Jorge Martorell- MARTORELL art+people- una importante selección de sus obras se estarán exponiendo en Avenida Córdoba 1154- hall de la Dirección Nacional de Mediación y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos- con entrada libre y gratuita. En tanto, quienes quieran enviar propuestas o recibir información sobre las Casas Abiertas Taller, que volverán en marzo, pueden hacerlo enviando un mensaje a http://goo.gl/GRhuHN